septiembre 8, 2013

Las Mentiras en Internet como arte.

mentiras-en-internetEn el mundo de los timos en Internet hay de todo: desde gente que busca hacer bromas, hasta quienes quieren ganar dinero, o incluso hacer arte. A lo largo de los últimos años, algunas mentiritas se han viralizado más que otras. A continuación repasaremos algunas de las más populares que transitaron el mundo digital.

EL GENEROSO BILL

Las cadenas de e-mails son una de las cosas más odiosas que tiene la Internet. Abrir la casilla de correo y ver que llegaron muchos mensajes puede resultar muy emocionante hasta que se descubre que la gran mayoría de ellos son correo basura. En este grupo de misivas no deseadas, una en particular le dio varias vueltas al planeta gracias a la ingenua voluntad de millones. El mensaje decía así:

“Queridos amigos no os toméis esto a broma. Bill Gates (Propietario de Microsoft), está compartiendo su fortuna. Si no hacéis caso de este mensaje, os arrepentiréis… Por cada persona a la que tú mandes este mensaje y lo reenvíe a otras personas, Microsoft te pagará 243 euros. Dentro de dos semanas, Microsoft, tomará contacto contigo para la confirmación de tu dirección y te enviará un cheque.

Sinceramente, Charles Bailey, General Manager Field Opérations. 1-800-842-2332 Ext. 1085.”

Muchos lo reenviaron, total, ¿qué perdían al hacerlo? Nada o mucho; depende de cuánto valoren su tiempo, su inteligencia y el hecho de molestar a los demás.

Pedidos de solidaridad, leyendas urbanas, maneras de hacerse millonario: las cadenas abundan y sirven para divertir a unos pocos, conseguir direcciones de correos electrónicos de unos muchos y que el círculo vuelva a comenzar.

CREO QUE HE VISTO UN LINDO GATITO

Otra manera de engañar por Internet es publicar una falsa noticia. Esta práctica es cada día más habitual y se conoce como “bulo” -hoax en inglés-. Su objetivo no es lucrativo, sino que busca simplemente que la información se vuelva masiva, lo que puede llegar a ser muy destructivo en ciertos casos, como cuando se anuncia la “muerte” de alguien muy querido, como han hecho con Fidel Castro, Roberto Gómez Bolaños o Gustavo Ceratti. Se agrava más la cuestión cuando populares periodistas levantan la noticia y la comunican en sus medios, teniendo que cargar luego con el papelón de lo sucedido.

Una de los bulos más populares ocurrió hace una década y se trataba de una web japonesa que vendía gatitos criados dentro de frascos de cristal. Eran conocidos como los Bonsai Kittens. Cuando las fotos comenzaron a circular, los internautas se volvieron locos. Que era algo atroz, que no se podía permitir ese maltrato a los animales, que era demasiado violento, se dijo. La noticia generó tal revuelo que tanto el FBI como la organización en defensa de los derechos de los animales PETA intentaron evitar que esto siguiera ocurriendo.

Pero las fotos no eran reales y los gatos enfrascados nunca se pudieron comprar en verdad. Consecuencias de que el Día de los Inocentes sea un festejo universal.

Otra web mentirosa pero nada inocente era Savetoby.com. El sitio mostraba a un tierno conejito y una leyenda: “Si Toby no recibe cincuenta mil dólares antes del 30 de junio de 2005, morirá”. Y había fotos de Toby en el parque y en cacerolas. Su existencia se dio a conocer en canales de televisión y diarios, y se hizo bastante conocida.

Algunas donaciones habrá recibido realmente, ya que Paypal decidió cerrar su cuenta por presiones de PETA.

Un capítulo aparte deberíamos emprender para hablar de las webs que prometen cursos acelerados para ser el mejor en lo que sea. Como el mismo podría llevarnos horas, lo omitiremos.

LA MENTIRA ES BELLA

No siempre la mentira sirve para dañar al prójimo. Cuando de arte se trata puede dar lugar a bellas expresiones. Eso debe haber pensado Andrés Casciari, un argentino que migró a España luego de vivir la crisis de 2001. Desde Barcelona comenzó a escribir el Diario de una mujer gorda, donde Mirta Bertotti contaba su vida como ama de casa en un entorno bastante difícil. La gente creía que el relato era verdad y consiguió decenas de miles de fanáticos hispanoparlantes. Pero todo era una ficción creada en la mente de este blogger y la historia culminó luego de doscientas entregas.

Aquí el artista se valió de la virtud del anonimato para poder recrear un proceso interior en la voz de un tercero y jugar con la sensación de acompañamiento que puede producirse en un lector que no es consciente de que está frente a una novela.

“Mentime que me gusta” es lo que dice Cal Lightman en LIE TO ME. Es que este psicólogo capaz de leer las microexpresiones en el rostro necesita de las mentiras ajenas para resolver los más difíciles e integrantes casos. Descubre cómo lo hace todos los jueves a las 11 PM por INVESTIGATION DISCOVERY.